Origen del apellido AGUILÓN y significado del apellido AGUILÓN:

Léase en crónicas antiguas que recogen algunos autorizados tratadistas, que este linaje viene de los valerosos Eguileos, patricios romanos, de cuya estirpe fue el mártir San Aguileo. En Valencia se halla la sepultura del famoso capitán Aguilio o Aguileo, muerto cerca de Sagunto, y hay una piedra en su tumba que dice : «Lucio Racio puso esta piedra a la buena memoria de su grande amigo Marco Aguilio, que murió de treinta y seis años». De esta piedra hacen mención varios autores, y dicen que el nombre de Aguilio vino a parar, por corrupción, en el de Aguileo y luego en Aguiló o Aguilón. En tiempos de los godos, fue obispo de Barcelona Raimundo de Aguilón, en el año de 663, y duró su pontificado once años. Este dato corrobora la gran antigüedad del apellido y parece desmentir la versión que acogen otros tratadistas de que el linaje es originario de Alemania y de que el fundador de él en España fue un príncipe rico y poderoso, oriundo de dicha nación, llamado Roberto de Aguiló, a quien el conde de Barcelona dio en feudo, en 1129, la ciudad y el campo de Tarragona. Ahora bien; fuese ese caballero oriundo de Alemania o descendiente de la estirpe Aguilón, que procedía de los patricios romanos, el caso es que a tal príncipe se tiene como primero del linaje que dio motivo a la primera descendencia de padres a hijos de que se tiene noticia en este apellido, y como fundador del primer solar conocido en España; solar que, como ya se ha dicho, radicó en la ciudad de Tarragona. I. Ese príncipe Roberto de Aguiló fue padre de II. Roberto de Aguiló, segundo del nombre, que se halló en la conquista de Mallorca, habiéndole tocado en el repartimiento tres alquerías en la comarca de Pina, en el hoy partido judicial de Palma, y varias posesiones en Sineu, del partido judicial en Inca. Murió este caballero religioso templario, dejando por hijo y sucesor a III. Guillermo de Aguiló, que se distinguió en el servicio del rey de Aragón y fue padre de IV. Guillermo de Aguiló, que pasó a la conquista de Valencia y realizó notables hazañas. Hecho prisionero por los moros, el rey don Jaime I «el Conquistador» dio sesenta árabes por su rescate, y le heredó en tierras de Valencia con varias alquerías. Fue asimismo de la rama de Valencia Juan Aguiló y Centellas, baile general de dicha ciudad, en la que había nacido, y comendador de Pozo Rubio. Ingresó en la Orden de Santiago en 1530. De la casa solar de Tarragona, fundada por el príncipe Rob