Origen del apellido AGUIAR y significado del apellido AGUIAR:

Gallego. Del lugar de su nombre, en Lugo. Tiene por tronco a un caballero mozárabe de Toledo llamado Men Gómez Ibáñez, que tuvo un hijo, el Conde don Beda Bello el Viejo, que pasó a Portugal, sirviendo al Conde D. Enrique, que premió sus servicios, el Señorío de Aguiar en tierras lusitanas, dando la casa solariega en el lugar que desde entonces fue conocido por San Lorenzo de Aguiar. Otras ramas se extendieron por Asturias y León. Según el manuscrito de O-C. este linaje procede de la tierra de su nombre, "en el pueblo de Taboy, tres leguas de Lugo, hacia Mondoñedo, a la parte siniestra del Miño", que es el mismo lugar que otros autores puntualizan como existente entre Sobrada y San Lorenzo de Aguiar. Dio origen a distintas localidades, como Sobrado de Aguiar y Portela de Aguiar, en tierras de Villafranca del Bierzo, tenidas por gallegas durante largos siglos y donde todavía se emplea el idioma gallego. En varios documentos se habla de otra casa matriz, en Ares (ayuntamiento del partido judicial de Puentedeume), salvo que se trate de otro lugar del mismo nombre, en el ayuntamiento de Abadín (partido judicial de Mondoñedo). Los de San Juan de Villaronte, con sepultura de familia y banco propio y blasonado, al lado del Evangelio, en la iglesia parroquial de este lugar (ayuntamiento de Foz, partido judicial de Mondoñedo), levantaron casa en una eminencia, cerca del mar, a modo de castillo, en cuya portada campea el águila en pie, exployada y coronada: era conocida por el nombre de Casa de Mañente. Los Aguiar reconocidos como nobles los hallamos también en Vivero, Lorenzana, Monforte de Lemos, Santiago de Duarría (ayuntamiento de Castro de Rey, partido judicial de Lugo), La Coruña, etc. De este antiquísimo linaje de Galicia, ya decía en su tiempo el licenciado Molina: Hay otros antiguos, que son Aguiares, que ya de muy viejos se pierden sus años. Por el Catálogo de Basanta sabemos que hicieron pruebas de su hidalguía en la Real Chancillería de Valladolid: Pedro Alonso Aguiar, de Lorenzana, en 1782; Fernando de Aguiar y Acuña, de Monforte de Lemos, en 1581; Rodrigo de Aguiar y Acuña, que fue del Consejo de Indias, en 1581; Francisco Aguiar y Peña, de Santiago de Duarría, en 1786; y varios de ellos los hallaremos al repasar sus genealogías. Ingresaron en la Orden de Santiago: D. Rodrigo de Aguiar y Díaz, natural de San Juan de Villaronte, en 1624; D. Francisco de Aguiar y Cangas, natural del mismo lugar, en 1646. En la de Carlos III, D. Manue