Origen del apellido AYBAR y significado del apellido AYBAR:

Es uno de los más antiguos linajes de Navarra, hasta el punto de que algunos tratadistas dicen que su origen arranca de tiempos del Rey godo Recaredo. Otros, citan a Iñigo Aibar, incluyéndolo entre los doce nobles varones que se eligieron en el año de 865 para gobernar Navarra. Casó con doña Urraca Sancho y procrearon a Iñigo Fortún, esposo de doña Urraca de Aibar. También nombran diversos autores a Fortún Aznares de Aibar, que casó con su prima doña Leonor de Aibar, y fueron padres de Gil de Aibar, esposo de doña Juana de Eguía, de la que tuvo a Jimeno de Aibar, privado del Rey don Sancho el Fuerte. De esta familia fue también don Martín de Aibar, Camarlengo de Carlos el Noble, quien el 9 de Mayo de 1389, le armó Caballero en Pamplona, junto con otros siete nobles de las primeras familias del reino. Este don Martín, del que quedan muchas memorias, tomó parte activa en la gobernación de Navarra. Descendiente suyo fue don Sancho de Aybar, que casó con doña Juana Iñiguez de Montagut, y tuvieron por hija a doña María de Aibar, mujer de Mosen García de Falces, Gran Canciller de los Reyes don Juan y doña Blanca, de quienes desciende bastante nobleza de Navarra. El linaje tuvo su solar en la villa de Aibar (a la que debió dar nombre), del partido judicial de Aoiz, en la que hubo dos casas: una en el barrio de arriba y otra en el barrio de abajo. A finales del siglo XV, era Señor del palacio de Aibar y natural de la villa de este nombre, Simón de Aibar, que casó con doña Francisca de Olleta, originaria del palacio de Olleta, y fueron padres de Dionisio de Aibar, natural de Aibar, que contrajo matrimonio con doña Graciosa de la Ralde, natural de Pamplona, de cuya unión nació en Sangüesa José Joaquín Aibar y de la Ralde, que ingresó en la Orden de Calatrava, en 1673. No solo hubo en dicho Reino caballeros de este linaje; de sus dos casas de la villa de Aibar salieron ramas que fueron a establecerse en Aragón, en Baeza (a poco de su conquista), y en la Alcarria, en la villa de Lupiana (Guadalajara)