Origen del apellido ARNAU y significado del apellido ARNAU:

Procede del nombre Arnau, muy usado en Catalunya y Aragón en la Edad Media, derivado, según señala Moll en su obra “Els Llinatges Catalans”, del nombre personal germánico –Arnoald-, “dominador del águila”. Pedro Arnau vino del condado de Ala, en la Sajonia, a la conquista de Cataluña, y «se aventajó tanto que le igualó en tierras al conde Borrell con los más adelantados». Así lo escribe mosén Jaime Febrer, y añade que un descendiente de ese caballero, llamado también Pedro Arnau, pasó desde Peralada a la guerra de Murcia, realizando servicios importantes que el rey le premió concediéndole grandes bienes en Villajoyosa (Alicante), bienes que disfrutó con los que había heredado de su antecesor. Los sucesores de este segundo Pedro Arnau se extendieron por el reino de Valencia. Otros Arnau, originarios de la casa del primitivo Pedro Arnau, radicaron en Cataluña, Aragón y Mallorca. Guillermo Arnau, natural de Zaragoza, pasó a la conquista de Mallorca en calidad de armero del infante don Pedro de Portugal. Garcií Arnau tuvo en el reparto general una casa dentro de la Almudayna de Mallorca. Ponce Arnau también se halló en dicha conquista y quedó heredado en Pollensa y en Sineu. Berenguer Arnau, en 1276, era lugarteniente de su majestad en el reino de Mallorca, y aquel mismo año asistió como testigo a la confirmación que el rey aragonés don Juan II hizo a los mallorquines de todos sus privilegios y franquezas. Guillermo y Ramón Arnau pasaron a la conquista del reino de Valencia. Francisco Arnau, en 1290, poseía en Mallorca, con jurisdicción y feudo, las alquerías de Haro. Guillermo Arnau era caballero de tal calidad, que en 25 de noviembre de 1285 mereció que la villa de Muro le designara para prestar homenaje al rey don Alonso III, conquistador de aquella isla. Otro Guillermo Arnau, en 2 de julio de 1343, prestó juramento de fidelidad como uno de los representantes de la ciudad de Mallorca, al rey don Pedro IV de Aragón. Bartolomé Arnau, acompañó al infante don Martin a Italia en 1408. Pedro Arnau ciudadano de Mallorca, otorgó testamento el 3 de mayo de 1473, ante Nicolás Costa, notario, fundando un mayorazgo perpetuo agnativo de su hacienda, llamada Son Marrón, en el distrito de Sineu, y en ese documento se expresa que aquella quinta era una parte de la posesión que el rey aragonés don Jaime I dio en el reparto general de las tierras a Poncio Arnau, su quinto abuelo. Rafael Arnau era jurado de Mallorca en 1521. A principi