Origen del apellido ANDEIRO y significado del apellido ANDEIRO:

La casa solar de este antiguo linaje fue la de San Martín de Andeiro (municipio de Cambre, en la provincia y partido judicial de La Coruña), aunque como solar primitivo debe ser considerado el que tuvieron en el Castro de Asperón, en tierras coruñesas de Bergantiños, del que procedieron otras casas de los Andeiro, fundadas en los poblados cercanos de Sofán y de Goyanes (en el partido judicial de Carballo).   En el sepulcro de un Andeiro, existente en la Colegiata de La Coruña, la estatua yacente ostenta una piedra de Armas, representando un escudo partido, con cuatro fajas en la primera partición y el castillo del linaje en la segunda. El sepulcro de Juan de Andeiro. en la misma Colegiata, ofrece también la particularidad de presentar el blasón sobre la estatua yaciente, pero partido, llevando en la 1.ª partición las cuatro fajas dichas, en la 2.ª tres lises, y estando cortado con un castillo de tres cuerpos (que es lo más seguro) o tres arcos de un puente. Un Juan Andeiro es el que trató de apoderarse del señorío de La Coruña, despojando del mismo a Gómez Pérez das Mariñas, por lo que éste le degolló. Otro Juan Andeiro fue el que poseía grandes propiedades cerca de la ciudad de La Coruña (parte de las sinecuras de San Payo de Brejo, San Lorenzo de Meijide, Santa Leocadia de Foz, Santa María de la Pastoriza, San Martín de Suevos, Santiago de Arteijo, San Esteban de Morás, etc). Falleció el 2 de febrero de 1477 y es el que yace en el notable sepulcro cerca de la puerta traviesa de la derecha, de la iglesia Colegiata coruñesa. A éste alude Vasco de Ponte en su célebre Relación de algunas casas y linajes del Reino de Galicia. El tercer Juan Andeiro es otro caballero que testó en 22 de enero de 1478 ante Alvaro Pérez de Pontevedra, mandando se le diese sepultura en el convento de Santo Domingo de La Coruña (destruido por los piratas ingleses ciento once años más adelante). Es posible que los tres descendiesen de aquel famoso Juan de Andeiro, conde de Ourém, célebre en la historia de Portugal, mandado asesinar en el año 1384 por el Maestre de Avís, en presencia de la reina D.ª Leonor de Meneses, que había sido gran privado de ésta. Acerca de esta figura romántica publicó un poema gallego su descendiente, D. Evaristo Martelo Paumán (Coruña, 1922). Este Juan de Andeiro, o Juan Fernández Andeiro, probablemente de la nobleza gallega, se cree que debió su Título condal al hecho de haber pretendido entregar la ciudad de La Coruña a los portuguese