Origen del apellido AMELER y significado del apellido AMELER:

Los autores que hemos consultado dicen que este linaje tiene también denominaciones de Amell, Amelli, Amejir, Ameler, etc., pero que todos los que se apellidan de una u otra manera proceden de un mismo primitivo solar y tronco, que tuvo su asiento en Cataluña, dando motivo a ramas que se extendieron por Aragón y Valencia. A esta última región pasaron los Ameller, sirviendo al rey don Jaime I «el Conquistador.», quien en premio de la ayuda que le prestaron los heredó en Valencia, Alcira, Carcagente y otros puntos. De los que se apellidaron Amelli en Cataluña, fue fray Pedro Amelli, uno de los primeros religiosos de la Orden de la Merced, que en el año de 1317 murió en el convento de Narbona. Muchos años antes, en ll28, fray Guillén Amelli fue religioso templario. Bernardo Amelli se halló inscrito entre la mayor nobleza de Cataluña, en la donación que hizo el rey don Pedro I de Aragón del castillo de Vechona, y sus términos a Rodrigo Pedro. De los que se apellidaron Amell, fue Matías Amell canónigo y vicario general del obispado de Barcelona en 1609. Los Ameller florecieron mucho en la provincis de Barcelona. De una línea con casa y asiento en la villa de Granollers proeedía I. Miguel Ameller, natural de Granollers, que casó con doña Ignacia Vilansosa, natural de Cardona, de la que tuvo a II. José Ameller y Vilansosa, natural de Granollers, que contrajo matrimonio con doña Francisca Oliva Prasfuma, natural de Blanes (hija de Esteban Oliva y de su mujer doña Catalina Prasfuma, ambos naturales de Granollers), naciendo de esa unión II. Ignacio Ameller y Oliva, natural de Granollers, que casó con doña Rosa Clot y Gallarda, natural de Badalona, hija de Matías Clot y Martí, natural de Altafulla (Tarragona), y de su mujer doña Teresa Gallarda Tapies, natural de Badalona; nieta paterna de Matías Clot, natural de Altafulla, y de su mujer doña María Martí, natural de Barcelona, y nieta materna de Isidro Gallarda y de su mujer, doña Teresa Tapies, ambos naturales dc Badalona. Los mencionados don Ignacio Ameller y Oliva y su esposa, doña Rosa Clot y Gallarda, tuvieron por hijo a IV. Carlos Francisco Ameller y Clot, natural de Barcelona, director del Real Colegio de Medicina y Cirugía de Cádiz y caballero de Carlos III, en cuya orden ingresó en 1832.